CHURROS FOR BREAKFAST

by Fer Medina

La Churrería el Moro de Obregón es uno de esos sitios icónicos de la CDMX. Fue fundada en 1935 por Francisco Iriarte, quien llegó a México desde un pueblo llamado Elizondo en el valle del Baztán, España. Esta lleva ese nombre recordando las fiestas de estos pueblos de España, donde un árabe, conocido como “El Moro”, vendía churros de pueblo en pueblo en un carrito ambulante. Desde los inicios en la sucursal de San Juan Letrán #42, la cola daba la vuelta a la esquina, casi que llegaba al metro.

El Moro es la churrería consentida de la ciudad, sin duda, son y serán los mejores churros. Y no sólo eso, también el chocolate caliente, o unos moritos, una malteada o una minirosca, un consuelo; todo ahí es una total delicia.

***

El Moro de Obregón is one of those iconic sites of the CDMX. It was founded in 1935 by Francisco Iriarte, who arrived in Mexico from a town called Elizondo in the Baztán valley, Spain. This one takes that name remembering the celebrations of these towns of Spain, where an Arab, known like “El Moro”, sold churros of town in town in a traveling cart. Since the beginnings in the branch of San Juan Letrán # 42, the line went around the corner, almost reaching the subway.

El Moro is the pampered churreria of the city, without a doubt, they are and will be the best churros. And not only that, also hot chocolate, or some moritos, a milkshake or a minirosca, a consuelo; everything there is a total delight.

You may also like